¡Llámenos!
Estamos aquí para ayudarle
  +44 7479 554532 (de lunes a viernes,
de 8.00 a 17.00)

Compresión, keto y lipedema. La historia de una madre y su hija, ambas diagnosticadas con lipedema.



El lipedema es una afección crónica caracterizada por una acumulación anormal de grasa en las piernas, las caderas, las nalgas y, a veces, los brazos. Afecta aproximadamente al 11% de las mujeres. Sin embargo, a pesar de su prevalencia, el lipedema sigue siendo subdiagnosticado y mal diagnosticado, lo que lleva a un tratamiento tardío o inadecuado.
Alison y Emily, una madre y su hija diagnosticadas con lipedema, compartieron con nosotros su experiencia y nos contaron cómo lograron cambiar sus síntomas y mejorar sus vidas mientras usaban y probaban los leggings de compresión de LIPOELASTIC. 

 

 

¿Cómo comenzó tu experiencia con el lipedema?

Alison (madre):

Trabajaba en un supermercado de cajera. Cuando estaba de pie durante largos periodos de tiempo se me hinchaban mucho las piernas y me dolían. También me dolían mucho los brazos y las muñecas. Tomaba pastillas para aliviar el dolor, pero sabía que algo no estaba bien. 

¿Qué pasó después?

Alison (madre):

Me diagnosticaron gota a través de un análisis de sangre. Me recetaron medicamentos para la gota, unos cuatro diferentes, y todos tuvieron efectos secundarios terribles en mí y aun así no ayudaron a mejorar mis síntomas. Apenas podía caminar, no podía ni subir las escaleras. Fue una lucha. Incluso levantar una taza suponía un reto.

Después de la pandemia fui a otro médico y al ver mi pierna me dijo: "Creo que puedes tener linfedema". Me envió a una clínica de linfedema, y ese fue el comienzo porque, afortunadamente, también se especializaron en lipedema. Lo reconocieron de inmediato y me dieron el ansiado diagnóstico. Por fin supe lo que tenía, pero a la vez fue un poco impactante ya que nunca había oído hablar de esta enfermedad. Me aseguraron que no había hecho nada malo. No había comido nada en mal estado. Simplemente así era mi cuerpo.

Emily (hija):

Es una pena que los médicos no estén mejor capacitados porque alguien podría haberse dado cuenta hace años y años y te habría salvado de pasar por todo eso. Todas esas pastillas, efectos secundarios y dolor.

¿Cómo te sentiste después del diagnóstico?

Alison (madre):

Finalmente supe lo que era, tenía un nombre. Aunque no sabía nada al respecto, estaba feliz de tener algunas respuestas. Tenía algo con lo que podía empezar a trabajar. Ahora me doy cuenta de que es algo que me vino de herencia. Mi abuela lo tuvo y mi madre también. 

Emily (hija):

Sin el diagnóstico de mi madre, nunca habría sabido todo esto y probablemente me habría llevado tanto tiempo como a ella tener mi propio diagnóstico. Una vez que mi madre vino a mí y me habló sobre sus síntomas, inmediatamente até cabos y me di cuenta de que tenía exactamente lo mismo. 

Alison (madre):

Como madre, me sentí culpable. El lipedema es genético, así que he alentado a Emily a conseguir su diagnóstico. Cuanto antes lo descubres y empiezas a trabajar en ello, mejor. Cuanto más tarde te diagnostican, hay más posibilidades de alcanzar grados más altos. 

 

 

 

¿Qué recomendarías para aliviar los síntomas del lipedema? 

Emily (hija):

Descubrir la dieta keto fue de gran ayuda para mí. Recuerdo que después de empezar con esta dieta, literalmente al cabo de una semana más o menos, mi dolor de rodilla desapareció. Fue entonces cuando tomé la decisión de seguir comiendo de esta manera por el resto de mi vida.  

Alison (madre):

Además, eliminar el azúcar. El azúcar no es tu amigo. También los alimentos procesados e incluso azúcares naturales. Si comes un plátano, eso es como 20 gramos de carbohidratos, por lo que para la mayoría de las personas que siguen una dieta keto, una manzana o un plátano es prácticamente un límite diario. Sin embargo, si no quieres seguir esta dieta, solo busca otra dieta antiinflamatoria. Hay diferentes dietas, y se trata de explorar lo que funciona para ti. No hay "una dieta para todos".  

Emily (hija):

Sí, es verdad que no existe una dieta que sea la mejor y perfecta para todos, pero para mí, keto ha sido la mejor manera de comer que he encontrado. Requiere esfuerzo, pero no como una dieta estricta. Todavía puedes comer verduras, carnes, pescado y queso si quieres. Las grasas saludables naturales son buenas, como el aguacate o el salmón.  

¿Qué fue lo más difícil de pasarse a la dieta keto?

Emily (hija):

Empezar una dieta puede ser duro. Todo el mundo tiene antojos y sus pequeñas comidas trampa. Admitiré que mi debilidad son las galletas. Realmente debo controlarme cuando las veo alrededor. La tarta de queso es otra de mis debilidades. Por favor, no comas eso delante de mí. Sin embargo, la época navideña es la peor.   

Alison (madre):

Ay, Dios mío, ¡eso es verdad! Pero en ese momento, ya sabes que te tienes que controlar. En realidad, no es tan agradable como solía ser. Sabes que después de un pastel o plato enorme de pasta, no solo te sentirás culpable, sino que también te sentirás un poco dolorida, pesada y somnolienta. A veces mis tobillos comenzaban a hincharse, así que realmente, no merece la pena.

La compresión se considera una parte importante del tratamiento para el lipedema. ¿Qué compresión utilizáis?

Emily (hija):

Comencé a usar compresión cuando me diagnosticaron. Luego me recetaron dos pares de pantalones de compresión. Los usé durante un tiempo, y después de mi cirugía, tuve que comenzar a usar prendas de compresión médica adecuadas. Recuerdo que tuve que usarlos las 24 horas del día durante las primeras semanas y después solo durante el día. Luego llegas a un punto en el que no tienes que usarlos, pero continué usando compresión. Me ayudó mucho con la curación.
Estos son geniales (TBfLg leggings). No parecen pantalones de compresión a primera vista. Debo decir que algunos de ellos pueden ser un muy incómodos y dolorosos, pero estos son muy suaves y cómodos.

 

 

Alison (madre):

Primero me recetaron compresión hasta la rodilla y la odiaba. Mi marido tenía que ayudarme a ponérmelos, y eran realmente poco atractivos, pero luego me di cuenta la sensación que producía en mis piernas, como una especie de bombeo. Fue esa sensación lo que me hizo darme cuenta de que en realidad estaba haciendo algo por mis piernas. Algunas de las prendas de compresión son simplemente incómodas, no pude usarlas. Éstos son geniales, realmente cómodos. (TBfLg leggings).
La compresión ha sido una salvación para mí, definitivamente. Antes apenas podía caminar, no podía subir las escaleras... Y ahora mi movilidad ha mejorado mucho gracias al uso de compresión y dieta.  

 

Muchas gracias, Alison y Emily, por compartir vuestras historias. Creemos que historias como la vuestra podrían ayudar a muchas mujeres a obtener un diagnóstico y tratamiento temprano. 


¿Te gusta esta respuesta?
Compártela con tus amigos

Producto listado en la respuesta:

VBfLg Variant
VBfLg Variant
VBfLg Variant
beige
negro

Pantalones de compresión para debajo del pecho con compresión graduada - cierre de gancho y ojal delantero ajustable, abertura en la entrepierna y puntera abierta

En stock, Fecha de envío: 28.06.2024
desde 185,90 153,63 € sin IVA
ACTIVE leggings
ACTIVE leggings
ACTIVE leggings
ACTIVE leggings
ACTIVE leggings
ACTIVE leggings
ACTIVE leggings
ACTIVE leggings
ACTIVE leggings
ACTIVE leggings
negro/banda elástica multicolor
rosa/banda elástica multicolor
azul oscuro/banda elástica multicolor
negro/ banda elástica negra
Los leggins de compresión son adecuados para el uso diario contra la...
En stock, Fecha de envío: 28.06.2024
69,90 58,25 € sin IVA
TBfLg leggings
TBfLg leggings
TBfLg leggings
beige
negro

Prenda de compresión femenina con compresión graduada, que cubre la zona del empeine, apta para pacientes con lipedema

En stock, Fecha de envío: 28.06.2024
desde 145,90 120,57 € sin IVA
Contact us
Equipo LIPOELASTIC
Estamos aquí para ayudarle
Hacer una pregunta

Váš email byl úspěšně přihlášen

Váš email už existuje

Při komunikaci nastala chyba, zkuste prosím přihlášení později

Váš email nebyl zadán korektně